viernes, 6 de julio de 2012

Fractales: en la geometrìa humana del caos

La obra está construida con un espíritu de urbanismo que conlleva a poner lupa en diferentes casos donde el protagonista de las historias padece dolores realmente difíciles de afrontar que tienen que ver a la identidad de esa persona frente a su vida. A lo largo de la obra se trabaja con monólogos y se tiene muy presente la técnica del teatro narrado con entrada y salida de los personajes por parte del actor principal en escena. 
Se puede dividir como tres pequeños unipersonales en los cuales se responde a un distinto grado de tensiones arrancando con una netamente dramática y muy realista interpretada por Mercedes Mastropierro, en el cual se nos plantea el tema de la violencia en el hogar, el abuso sexual y la psicología dañada de manera irreparable en la víctima, un cuadro de profunda interpretación.



 




En el segundo se hace presente la crisis de identidad en un personaje fuera de lo común que debe afrontar el padecimiento de poner su existencia como tal en duda, conflicto existencialista frecuente desde siempre en las puestas teatrales pero no por eso menos interesante. Interpretado por Lisi Dokof quien tiene logra entregar una frialdad y sufrimiento altamente cumplidos.








En el último y final fractal, se presenta un solitario que añora de la manera más exacerbada y desquiciada, con un tono de grotesco que logra arrancar las risas a partir de las tensiones generadas por la obra rompiendo con un especial y distinguido lucimiento de Gael Gonzalez.

En cuanto a la dirección a cargo de Jeremy Vagabundo quien también es autor de la obra, de quien destaco una gran aptitud para generar las historias y un práctico montaje de la obra para adecuadamente llevar el mismo producto con igualdad de calidad a los distintos destinos teniendo en cuenta que la compañía hace giras extensas pero a mi modo de ver me resulta un poco sucia la intervención de los demás actores en los segmentos que no protagonizan dado a que es muy pequeña la intervención de ellos y esta cumplida gratamente el desarrollo personal por cada uno de los tres protagonistas. Una obra independiente que vale la pena acercarse a disfrutar para volver al buen teatro en estado puro y minimalista.

Teatro Macondo
Av Garay 460
Cap. Fed.
VIE 21 hs

Por Daniel Lema

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar